Artículo

Por qué cada vez más empresas optan por los acuerdos de compra de energía

Las empresas están optando cada vez más por abastecer sus inmuebles con energía renovable.

30 de mayo de 2024

A medida que más empresas buscan formas de adquirir electricidad renovable de alta calidad, los acuerdos de compra de energía corporativos (CPPAs, por sus siglas en inglés) se están volviendo una opción cada vez más popular.

Los acuerdos de compra de energía (PPAs, por sus siglas en inglés) son contratos a largo plazo entre productores de electricidad y proveedores de energía, que a su vez la venden a los consumidores finales. Aunque los PPAs han existido durante muchos años en varias formas, más empresas, como usuarios finales, están ahora estableciendo CPPAs directamente con activos de electricidad renovable, como parques eólicos o solares, para adquirir electricidad a precios acordados a largo plazo. Los CPPAs de hoy en día suelen tener una duración de entre 10 y 20 años, aunque algunos son tan cortos como cinco años.

La actividad mundial de CPPA creció un 12% en 2023 hasta alcanzar un nuevo récord de 46 GW de energía eólica y solar, según BloombergNEF. Alrededor del 45% (20,9 GW) de los CPPA anunciados en 2023 se produjeron en América, seguida de Europa con un 33% (15,4 GW).

"La urgencia global de tomar medidas significativas sobre el clima está impulsando el aumento de los CPPAs", afirma Sabrina Andrei, Asociada de Sustentabilidad en JLL. "Cada vez más empresas tienen objetivos de energía limpia, los cuales están bajo mayor escrutinio, mientras que la legislación también se está volviendo más rigurosa. En particular, para las grandes empresas con poder adquisitivo, los CPPAs pueden ser una ruta atractiva".

Por cuarto año consecutivo, Amazon fue el principal comprador de CPPAs a nivel mundial, seguido por varias gigantes tecnológicas, pero el concepto de electricidad corporativa limpia está ganando impulso en la economía en general.

Los CPPAs dentro de estrategias de energía más amplias

Si bien los CPPAs pueden brindar seguridad de precios en los costos de energía, persisten preocupaciones en torno al beneficio económico a largo plazo de una estructura de precios fijos, especialmente en momentos en que los precios de la electricidad son relativamente altos en comparación con los promedios históricos.

"Las empresas deben considerar cómo desean cubrir sus costos de electricidad", explica James Lythgoe, Director Asociado - Energía e Infraestructura en JLL. "Deben comprender la perspectiva a largo plazo de su mercado energético, las implicaciones financieras de entrar en un CPPA y generar confianza con los actores internos clave al negociar los términos".

En Europa, la demanda de los PPAs ha aumentado a medida que los problemas de la cadena de suministro disminuyeron y los balances de gas se normalizaron después de la crisis energética de 2022 en la región, según Bloomberg. En contraste, la economía detrás de los PPAs fue más débil en Estados Unidos el año pasado, lo que llevó a una disminución en las firmas de contratos después de un récord en 2022.

Negociar contratos puede ser una tarea compleja, ya que los generadores y proveedores a menudo tienen criterios específicos.

"Los generadores buscan cifras de consumo de electricidad elevadas si van a aceptar un CPPA, porque quieren saber que cuando construyen un proyecto, podrá vender mucha energía durante mucho tiempo", afirma David Mead, Director Asociado de Servicios Públicos en JLL.

"Además, quieren clientes con un crédito de alta calidad y una estructura financiera determinada. Esto significa que muchas organizaciones aún no pueden "enchufar y usar" los CPPAs como parte de su estrategia de neutralidad de carbono".

Otros desafíos incluyen encontrar medidas provisionales adecuadas antes de que los nuevos activos estén operativos, o que la producción de electricidad renovable no cumpla con los requerimientos de usuarios con demanda de energía las 24 horas del día, los 7 días de la semana, como los centros de datos. Recientemente, los precios volátiles del mercado mayorista de electricidad, el aumento de las tasas de interés y los costos de construcción también han ampliado la brecha entre las expectativas de precio de los vendedores y los compradores, señala Lythgoe.

Existen formas de mitigar algunas de las preocupaciones relacionadas con los CPPAs. "Las empresas podrían combinar múltiples PPAs con diferentes precios y plazos, o explorar opciones como la generación de energía in situ y, cuando sea factible, el almacenamiento de baterías", dice Mead. "Y, por supuesto, mejorar la eficiencia energética de los edificios es crucial para reducir el consumo de energía en general".

Apertura del mercado de los CPPAs

Según Mead, para que los CPPAs impulsen la transición hacia la energía verde, deben estar disponibles más allá de los grandes consumidores corporativos.

"Los CPPAs no tendrán un impacto significativo en las instalaciones de energía limpia hasta que haya menos requisitos restrictivos de crédito por un lado, y por otro, más disposición a firmar contratos a largo plazo a un precio adecuado en lugar de perseguir el precio más bajo a corto plazo", afirma.

Los CPPAs consolidados, respaldados por grandes empresas, podrían atraer a más pequeñas empresas al venderles electricidad, aunque esto podría implicar un proceso contractual complejo. Las empresas más pequeñas en espacios alquilados también podrían discutir la adquisición de energía renovable con sus arrendadores, idealmente durante el evento de arrendamiento.

La participación de las autoridades locales también podría impulsar el crecimiento del mercado. En 2023, se puso en funcionamiento un parque solar de 50MW en Dorset, como el primero en su tipo, gracias a un acuerdo de 15 años entre la Ciudad de Londres y Voltalia, sentando un precedente para que el sector público reduzca las emisiones sin asumir el riesgo de administrar sus propias inversiones en infraestructura.

Las plataformas digitales son otro motor para ampliar la liquidez del mercado de CPPAs. La evolución de la tecnología también puede respaldar los procesos de contratación, la trazabilidad y el emparejamiento más preciso entre la oferta y la demanda de energía renovable dentro de un CPPA.

Haciendo de la energía limpia la nueva norma

El crecimiento de los CPPAs es clave para la descarbonización general del entorno construido.

"Para cumplir con nuestros objetivos de descarbonización, claramente necesitamos desarrollar una cantidad sustancial de capacidad renovable", dice Lythgoe. "En muchos casos, los CPPAs pueden brindar un respaldo financiero tangible para permitir una capacidad adicional".

El Consejo de Construcción Verde del Reino Unido, por ejemplo, se encuentra entre los organismos de la industria que citan la adicionalidad como criterio para la adquisición de energía limpia. "Las empresas deben verificar que sus adquisiciones de electricidad renovable cumplan con las mejores prácticas, incluida la provisión de adicionalidad, que suele ser el criterio más difícil de cumplir", afirma Andrei.

La política gubernamental también juega un papel importante. "Un mayor apoyo y los incentivos adecuados para la nueva capacidad renovable que se ponga en línea pueden permitir que la adicionalidad sea una característica estándar en la adquisición de electricidad corporativa", agrega Andrei.

A medida que la transición hacia la electricidad verde se acelera, los CPPAs continuarán evolucionando con la ayuda de la tecnología, nuevas estructuras de contrato y un mayor énfasis en el impacto social de los proyectos para ayudar a establecer los CPPAs en estrategias ASG más amplias.

"En última instancia, los CPPAs no solo permiten a las empresas fijar precios de electricidad y asegurar el suministro de certificados renovables, sino que también facilitan la participación activa en el desarrollo de activos renovables", dice Lythgoe. "Con una mayor accesibilidad, podrían ser una herramienta importante para desarrollar la infraestructura necesaria para una economía neutral en carbono".